Las mejores tortitas a la americana, a la francesa o a la inglesa

 

Un gran número de películas y de series americanas ha sido el determinante de que en los últimos años el consumo de tortitas haya aumentado, y tus nietos no son una excepción. Lánzate a cocinar con tus nietos su plato favorito para merendar, para desayunar o para cenar.

El origen de las tortitas tiene raíces religiosas y sus orígenes se remontan al siglo IV o V d.C., cuando durante la Cuaresma no sólo estaba prohibido por la Iglesia el consumo de carne sino también de manteca, huevos, queso o leche. Cómo el hambre aguza el ingenio, quienes observaban el ayuno empezaron a hacer una pasta a base de harina de trigo y agua que se cocinaba extendiéndola en capas muy finas sobre piedras muy calientes. Algunos siglos más tarde las autoridades eclesiásticas permitieron en la dieta de Cuaresma la leche, huevos y manteca, que se añadieron a la pasta de harina dando origen a lo que hoy en día son las tortitas. En la época medieval, era costumbre en aldeas y monasterios preparar auténticos montones de tortitas o pancakes el primer martes de ayuno de Cuaresma, para compartirlos con todos los vecinos del lugar.

Los tipos de tortitas son muy variados según el lugar, desde las clásicas americanas, a los crepes franceses, los blinis rusos o los cannoli italianos… En muchos países se celebra incluso el día de la tortita, Pancake Day o Pancake Tuesday o Shrove Day, que coincide con el Martes de Carnaval, en el inicio de la Cuaresma.

En Great Moments te animamos a que te lances a cocinarlas junto con tus nietos, aquí te damos las recetas de 4 tipos de tortitas según cómo se preparan en cada país.

Las más famosas: las tortitas a la americana

Ingredientes: 2 -3 huevos , 50 g de mantequilla sin sal, 250 ml de leche, 50 g de azúcar blanco, 200 g de harina de trigo, 1 cucharadita de levadura en polvo, 1 o 2cucharaditas de vainilla y un poco de mantequilla para la sartén.

Preparación: 1. Separa las claras y las yemas. Bate las yemas junto con el azúcar hasta que queden esponjosas y blanquecinas y añade la vainilla. Las claras las reservamos para más adelante. 2. Añade la mantequilla derretida al microondas y a continuación la leche. 3. Mezcla en un bol aparte la harina con la levadura e incorpóralas a la mezcla tamizando bien. 4. Bate las claras a punto de nieve y cuando estén bien firmes, incorpóralas a la mezcla con movimientos suaves y envolventes. Si quieres añadir trocitos de chocolate, frutos secos o lo que te apetezca, este es el momento. Al final de todo el proceso. 5. Coge un poco de mantequilla y pásala un poco por la sartén para engrasarla. Cuando esté bien caliente, vierte la masa en la sartén, dejándola caer para que queden redondas. Las tortitas no necesitan mucho tiempo para hacerse. En apenas unos minutos, vuelta y vuelta, ya las tienes listas. Lo más típicamente americano es tomarlas acompañadas de nata montada y sirope de chocolate, arce o caramelo. Pero también puedes echarle frutas como plátano o fresas.

La pancake inglesa o escocesa:

 

Son más pequeñas, esponjosas y gruesas que las americanas y el truco está en la variación de las cantidades.

Ingredientes: 250 gramos de harina de repostería, 1 cucharadita y media de levadura, 1 huevo, 1 cucharada de aceite de girasol, 300 mililitros de leche, 30 gramos de azúcar glas, una pizca de sal, bastante mantequilla.

Preparación: Vertemos la leche, el aceite y el huevo en un recipiente y los mezclamos bien. En un recipiente aparte mezclamos la harina, la levadura, el azúcar glas (previamente tamizados) y la sal. Añadimos los ingredientes líquidos a los sólidos y batimos la mezcla hasta obtener una masa homogénea. Calentamos una sartén antiadherente de fondo grueso y la untamos con un poco de mantequilla. Con la ayuda de una cuchara, vertemos pequeñas cantidades de masa en la sartén. Cuando aparece burbujas en la superficie de las tortitas, les damos la vuelta y seguimos friéndolas hasta que estén doradas. Una vez preparadas todas, las espolvoreamos con azúcar glas y las servimos con el acompañamiento que deseemos.

Allí se acompañan de sirope de limón con azúcar y con toffee.

La más fina: la crepe francesa o crepe suzette:

Ingredientes : 4 huevos grandes, 750 ml de leche entera, 250 ml de cerveza rubia, 1 pellizco de sal, 400 g de harina de trigo, 50 g de mantequilla derretida, 1 cucharada de esencia de vainilla, La ralladura de 1 naranja o aceite esencial de mandarina o naranja, 30 g de azúcar. Para la salsa: 100 g de mantequilla, 1 naranja, 100 ml Grand Marnier Rojo, 100 g de azúcar moreno, 150 ml Grand Marnier Rojo (para flambear.

Preparación: de la crema para los crepes: Lavamos una naranja, rallamos sin llegar a la parte blanca de la fruta pues amarga y reservamos. La pasta-crema de la crepe es bastante fácil de preparar. En un bol echamos la leche, cerveza, harina, un pellizco de sal, la mantequilla en pomada y los huevos. Batimos todo con la batidora sin que queden grumos. Dejamos reposar una hora para que acabe de espesar aunque la crema debe quedar suelta. Añadimos a esta crema la ralladura de naranja, una cucharada de esencia de vainilla y 2 cucharadas de azúcar. Para las crepes: en una sartén caliente untamos un poco de mantequilla y empezamos a poner en muy finas capas y rápidamente les damos la vuelta, cuando los bordes empiecen a doblarse hacia arriba es el momento adecuado para darle la vuelta con el tenedor.

 



+ ¡ Apúntate ! +
A Great Moments

¡Great Moments va a proporcionarte las mejores aventuras para que compartas con tus nietos!
Apúntate a nuestra Newsletter. ¡Es gratis!

+ ¿ Tus amigas son
Abuelas ? +
Apúntalas a Great Moments

Invita a tus amigas a que se apunten gratis a Great Moments. Disfrutarán de buenas ideas para compartir con sus nietos.