A mis nietos les encanta visitarme, siempre están pidiendo permiso a sus padres para venir a casa; dormir un fin de semana conmigo, venir a comer y pasar la tarde…. Cualquier excusa es buena para pasar un rato en mi casa, la verdad es que los abuelos disponemos de algo muy importante y que los padres de hoy en día no tienen: tiempo.

Cuando vienen a casa me encanta sacarles y enseñarles lo que yo llamo amigablemente : “la artillería”. Mi artillería es un conjunto de fotos, de manteles, telas y de pequeños objetos curiosos sobre los que me baso para contarles historias, enseñarles algo interesante o sobre los que existe una entrañable tradición. Cada una de las cosas que tengo en mi casa tiene una anécdota y disfruto muchísimo transformando esas anécdotas en historias increíbles con las que dejo boquiabiertos a mis nietos, siempre me piden que les cuente más y más cosas.

A veces terminamos bailando, tengo un viejo pinchadiscos, que lo miran con mucha curiosidad, porque claro ellos nunca han visto uno, abrir la tapa y sacar los viejos discos, a mí es lo que más me gusta… conservan un olor especial que me hace sentir nostalgia, y cuando suenan nos ponemos a bailar, les explico cómo se bailaba antes, y lo que hacíamos nosotros para divertirnos. Sé que ellos también sienten que lo que yo viví fue muy especial.

Lo que más les gusta es cuando les saco los juguetes de sus padres, les encanta saber cómo jugaban sus padres de pequeños, me hacen mil preguntas sobre ellos, sobre cómo eran, cómo se portaban… nos partimos de risa cuando les cuento alguna historia graciosa y casi siempre ridícula sobre sus padres. Es un secreto que queda entre nosotros.

Cuando hay algo que celebrar, me gusta, si puedo organizarlo yo, quiero que mi casa que sea un lugar de encuentro entre toda nuestra familia. Unirlos con cualquier excusa siempre es buena idea: un cumpleaños, un festivo o una celebración, cuido todos los detalles, además de la comida, lo que le gusta o no a cada uno, la decoración y el ambiente. Siempre trato de hacer algo diferente para que cada encuentro se convierta en algo único.

Cuando mis nietos vienen a casa, me gusta tratarles cómo reyes, ellos eligen el menú, lo que quieren o no, los horarios son libres porque en mi casa, a diferencia de la de sus padres, no hay reglas. Me encanta que vengan siempre que quieran porque noto que en mi casa están como en la suya y eso me hace muy feliz.

Desde Great Moments te animamos a que siempre que puedas invites a tus nietos a tu casa, puedes incluso reservarles una zona, para que dejen cosas suyas, un pijama, un cepillo de dientes o algún juguete, así siempre disfrutaras de ellos.



+ ¡ Apúntate ! +
A Great Moments

¡Great Moments va a proporcionarte las mejores aventuras para que compartas con tus nietos!
Apúntate a nuestra Newsletter. ¡Es gratis!

+ ¿ Tus amigas son
Abuelas ? +
Apúntalas a Great Moments

Invita a tus amigas a que se apunten gratis a Great Moments. Disfrutarán de buenas ideas para compartir con sus nietos.