Empieza el nuevo año y todo son buenos propósitos. Cada uno tiene el suyo y en su mente lo tiene claro. De este año no pasa. A ver si es verdad. ¡Mucho ánimo para conseguirlos! El éxito empieza dando el primer paso.

Yo este año, en lugar de pensar en los propósitos que quiero conseguir, he pensado en los deseos que quieren las abuelas para sus nietos. Me he vestido de hada madrina y me he puesto a pensar qué me gustaría regalarles.

Si yo fuera un hada con varita mágica dotaría a mis nietos, no con bienes, sino con dones.

Les dotaría con el don de la bondad, esa que todo lo puede, que envuelve el alma y la hace cálida, como una mantita suave. Con ojos de bondad me mirarían y me ayudarían cuando mis fuerzas me abandonasen.

Con los polvos de estrellas de mi varita, les dotaría con la luz de la sabiduría y la prudencia, esa que te guía hacia la verdad, hacia el lugar donde se hallan las respuestas a tantas dudas y tantos misterios. Con ojos sabios me guiarían cuando no supiera a dónde ir o no recordase cuál es el camino.

También les dotaría con el don del perdón, ese que sana hasta las heridas más profundas, que te aleja de la ira,  del odio y del rencor y te acerca a la generosidad. Con un corazón generoso, me perdonarían mis torpezas y mis errores y me harían sonreír.

Quisiera que no les faltase el don de la compasión, esa que te genera paz interior. Que te acerca a la comprensión y al amor al prójimo. Desde la compasión me comprenderían y sabrían lo que siento cuando no lo pudiera expresar.

Y, por supuesto, les dotaría con el don del Amor, con mayúsculas. Ese amor que, cuando respiras, te llega hasta el alma, el que te hace hacer cosas increíbles, y sobre todo, el que nos permite ser libres y felices. Desde el amor, me acompañarían y harían latir mi corazón sabiendo que ellos, mis nietos, vivirán por mí y para mí.

Todos estos dones, de alguna manera forman parte de la Inteligencia Emocional, que es el mejor don que nos puede tocar. Y si no nos viene de serie, a trabajarse toca. Si quieres ser feliz, empieza a practicar todos estos dones, porque como decía Buda, lo que pienses, lo serás; lo que sientas lo atraerás; lo que imagines, lo crearás.

Brindo por un muy feliz año 2018 en el que triunfe la Felicidad.

Por eso recomiendo el libro de Elsa Punset, Felices: la felicidad, a tu manera

Una fantástica mezcla entre inspiración y conocimiento nos acerca a la felicidad a través de un gran viaje. Con una calidez excepcional, este libro consigue dar herramientas al lector para llegar a la felicidad a través de la sabiduría que ha ido acumulando la humanidad a lo largo de los siglos y a lo ancho del mundo. Un libro abierto y vital que nos invita a hacer un viaje fascinante y nos da mil y una posibilidades para que cada uno encuentre su propia manera de sentirse bien. Adquiérelo aquí



+ ¡ Apúntate ! +
A Great Moments

¡Great Moments va a proporcionarte las mejores aventuras para que compartas con tus nietos!
Apúntate a nuestra Newsletter. ¡Es gratis!

+ ¿ Tus amigas son
Abuelas ? +
Apúntalas a Great Moments

Invita a tus amigas a que se apunten gratis a Great Moments. Disfrutarán de buenas ideas para compartir con sus nietos.