Ya quedan muy pocos días y ya tienes tus planes organizados para la Noche Buena y para el día de Navidad. O recibes tú en casa a muchos o vas de invitada a casa de alguno de tus hijos o hermanos, en cualquier caso tu plan ideal es pasarlos en familia.

Seguramente uno de los días, tu plan incluye pasar un tiempo muy especial con tus nietos, tener la oportunidad de celebrar muchas cosas y de acordaros de otras, charlar, sentirte afortunada por tu familia y por ellos.

En estás fechas siempre se habla de AMOR, el amor cómo una constante que está presente en nuestras vidas y que se hace más patente en Navidad, por eso estos días todos estamos cómo más sensibles y más necesitados… yo siento una mezcla de alegría con nostalgia que es difícil de explicar, ¿ cómo dos sentimientos aparentemente contrarios pueden inspirarnos tan fuertemente estos días?

La respuesta es el amor, el amor que se siente de forma individual, se debe de externalizar de forma física en el cariño; un abrazo, un beso o una caricia, también en forma de respeto y admiración por todos los que nos rodean: familiares y amigos.

Independientemente de las creencias que se tengan, en estas fechas todo el mundo se regala algo; ¿ porqué será? . La mejor forma de amor es la entrega, ésta puede ser cosificada en un regalo material, pero lo importante es el sentimiento que se tiene de amor cuando se regala algo. Entregamos algo que sabemos que al otro le gusta y le hace ilusión. Además de un regalo puede ser un recuerdo, un tiempo dedicado, un plan, un proyecto. Lo importante es dar, entregar y disfrutar haciéndolo.

La mayoría de los niños disfrutan de las Navidades, por los regalos, por las vacaciones y por los planes pero, no nos engañemos sobretodo porque tienen muchos muchos regalos, quizás demasiados. Estas Navidades haz que tus nietos entiendan el verdadero sentido de regalar, más allá de lo material, explícales la importancia de entregarse, de ayudar al otro, de acordarse de alguien… Es una buenísima oportunidad para charlar con ellos, escucharles, enterarte de sus vidas. En Nochebuena durante la cena o en Navidad durante la comida siéntate a su lado, canta villancicos, ríe y sobretodo disfruta de su cariño y compañía.

No son pocos los motivos de discusión en las familias, en mi familia por ejemplo, cuando nos sentamos a la mesa siempre se discute sobre la comida, si está buena o no o regular, o si era mejor la del año pasado o que si la hacen muy bien en este sitio y no en el otro… es un motivo nimio aparentemente poco trascendental, sin embargo a mí me gusta, disfruto de ello, y le he encontrado todo el sentido. Navidad es el único momento del año en el que todos se juntan y expresan sus opiniones, unos escuchan a los otros y se entretienen rebatiendo en alto; quererse, discutir, enfadarse y volverse a querer para luego acabar brindando de nuevo por ellos mismos, por la vida… es cómo cuando una pareja se pelea; la reconciliación es lo mejor.

Por eso en estás Navidades desde Great Moments te animamos a que seas tú quién dirijas esos encuentros en familia, la jefa y cabeza de familia, para con tus nietos, enseñándoles y trasmitiéndoles que lo que de verdad importa es la familia, tu familia, vuestra familia.

Os deseamos ¡FELIZ NAVIDAD EN FAMILIA!

 

 

 



+ ¡ Apúntate ! +
A Great Moments

¡Great Moments va a proporcionarte las mejores aventuras para que compartas con tus nietos!
Apúntate a nuestra Newsletter. ¡Es gratis!

+ ¿ Tus amigas son
Abuelas ? +
Apúntalas a Great Moments

Invita a tus amigas a que se apunten gratis a Great Moments. Disfrutarán de buenas ideas para compartir con sus nietos.