¿Tienes un nieto favorito? Reconócelo, al igual que conectas más con unas personas que con otras, es humano sentir más empatía con uno de los nietos, sentirse más cercana a él.

 

Te da vergüenza reconocerlo y aceptarlo porque quieres muchísimo a todos tus nietos, y temes que tu gran amor por uno de ellos haga que a los demás les des algo menos, pero el problema no es de cantidades de amor.  Así como el amor por cada uno de los hijos es distinto porque ellos son distintos, lo mismo ocurre con los nietos.  La personalidad, los rasgos físicos, los intereses, el carácter o el simple hecho de ser el mayor de los nietos o el hijo de su hijo o hija predilecto, puede ser la razón por la cual te sientes más apegada a alguno de ellos. Tener alguna preferencia no es un pecado.

 

Tú te empeñas en negarlo, pero según tus hijos y otros nietos, tienes un nieto preferido, además todos saben claramente cuál de ellos es y coinciden al señalarlo, te hacen bromas acerca de ello, pero lo cierto es que muchas señales te delatan: tienes colocadas fotos suyas en lugares privilegiados de tu casa, cómo tu mesilla de noche, haces llamadas a sus madres o padres cómo más frecuencia que a tus otros hijos para interesarte por el o ella, les haces regalos espontáneos sin ningún motivo, estás creándoles una colección de cromos y vas todos los días al quiosco a por ellos, Cuando vas a comprar coges todo lo que le gusta; sus galletas favoritas, sus chuches, te lo comes a besos y te ríes sin control de todas y cada una de sus gracias, se te cae la baba porque te emociona verle.

 

 

Es normal y humano sentir más atracción hacia un determinado niño, pero lo inapropiado es demostrar esa predilección sin cautela, haciendo una clara diferencia entre éste y los otros nietos. Sobre todo si alegas que este favoritismo está fundamentado, por ejemplo; “es que se porta mejor”, “es porque es más listo”, “más guapo…” al decir este tipo de cosas, entonces si se crea una desventaja para los demás nietos, porque ven que ésa preferencia está fundamentada en algo objetivo y se basa en una cualidad que ese nieto tiene pero los demás no, cuando realmente no es así. La mayoría de las veces lo que se siente no responde a un hecho determinado, sino que surge de forma espontánea por afinidad y empatía. Lo que se necesitas es tomar conciencia de esta “debilidad” y admitirla pero aunque el amor por los nietos no tiene que ser necesariamente igual, sí debe procurar serlo el trato que se les dé, cualquiera que sean sus características personales.

 

Si te sientes identificada con todo esto, es porque tienes un nieto favorito, escríbenos aquí y cuéntanos cuál es tu debilidad.

 




+ ¡ Apúntate ! +
A Great Moments

¡Great Moments va a proporcionarte las mejores aventuras para que compartas con tus nietos!
Apúntate a nuestra Newsletter. ¡Es gratis!

+ ¿ Tus amigas son
Abuelas ? +
Apúntalas a Great Moments

Invita a tus amigas a que se apunten gratis a Great Moments. Disfrutarán de buenas ideas para compartir con sus nietos.