Sabemos que hace tiempo que oyes hablar de la figura del coach, esa especie de entrenador personal de las emociones (tiene uno hasta Obama). Great Moments te pone a la coach en casa. Desde ahora contaremos con los consejos de una coach profesional, Blanca Fernández-Galiano, para que ser súper abuela sea menos trabajoso y más beneficioso. ¿Quieres conocerla? Te la presentamos:

¿Por qué decidiste dedicarte al coaching?

Aterricé en este mundo apasionado sin saber muy bien lo que me esperaba. Había oído hablar mucho sobre él, pero nadie me había explicado exactamente en qué consistía. Sabía que existía una persona llamada coach, que era una mezcla de guía, asesor, acompañante, psicólogo y ayudante. ¡Qué maravilla! Pensé. ¡Todas estas cualidades en una sola persona! Con la ayuda de un coach, será fácil llegar a donde uno quiera. Y un buen día, empezó una de las aventuras más emocionantes de mi vida. Y digo bien, emocionante, puesto que las emociones ocupan un lugar de absoluto protagonismo en esta historia.

En 2015 empecé el máster de Coaching e inteligencia emocional, relacional y ciencia cognitiva; iba algo reticente. Me dediqué a observar, a interpretar, a juzgar…. Sí, sí. Así actuaba yo antes de abrir mi mente. Estaba metida en mi papel de lo que tenía que representar: Me llamo Blanca, soy de Madrid, vivo en Zaragoza, soy abogada, estoy casada y tengo tres hijos. Así son las cosas. Me visto de acuerdo con mi estatus (y mis kilos de más), me peino con una melena más o menos clásica, hago y digo lo correcto en la mayoría de las ocasiones, cumplo con mis obligaciones y con lo que se espera de una madre y de una esposa. Soy responsable en el trabajo y en mi vida. Me considero moderadamente feliz. Pero yo sabía que había algo dentro de mí que me impedía ser completamente feliz y amar plenamente. Necesitaba descubrir qué me estaba limitando y encontrar lo mejor de mí misma, porque sabía que estaba ahí, esperándome.

¿Y lo encontraste?

Reconozco que las primeras sesiones del máster me costaron. Me hacían salir de mi rígido corsé, de mi zona protegida, y de la seguridad que creemos tener cuando aprisionamos nuestras emociones. Es curioso. Creemos que dominamos nuestras emociones porque no las dejamos salir, pero en realidad, la mayoría de las veces, ni siquiera las dejamos entrar. Dar la bienvenida a las emociones. Esa fue la primera lección. Y es la primera que cuento a Great Moments.

Luego, vinieron otras muchas lecciones. Escuchar, observar, no juzgar…. Y en este entorno, una más difícil: escuchar-te, observar-te, no juzgar-te. Cuando he empezado a observarme, a escucharme a no juzgarme, hacerlo con los demás, me ha resultado mucho más fácil. En las relaciones personales con los demás, ya sea con nuestros hijos, nietos, cónyuge o amigos, hay que poner el ALMA. Y el alma se alimenta con este ejercicio tan sencillo.

¿Cuánta importancia tienen las emociones?

Son importantísimas. Y más saber gestionarlas; de ello depende tu estabilidad emocional que es la clave para mejorar las relaciones. Para ello hay que trabajarse mucho. He aprendido a apreciar cuándo mis emociones requieren ser atendidas, y procuro no darles la espalda.

¿Cómo pueden afectar para ser una súper abuela?

Si desarrollamos nuestra inteligencia emocional lo conseguiremos. Y lo que es mejor, podremos enseñar a nuestros nietos cómo actuar con esta inteligencia. Y esto lo hacemos con nuestro ejemplo. Si somos capaces de transmitirles que son valiosos, únicos e irrepetibles, que son importantes para nosotras, estaremos educándoles en inteligencia emocional. No olvidemos que los niños aprenden observándote y emulando tus comportamientos.

¿Cómo lo hacemos?

Si les educamos en el amor hacia ellos mismos, les ayudamos a amar a los demás. Si les enseñamos a perdonarse, conseguiremos que perdonen a los demás. Y si les preparamos para elegir su camino de una manera consciente, estaremos contribuyendo a su desarrollo personal.

Danos una frase para acabar esta introducción a lo que serán tus lecciones de coaching para las súper abuelas.

Es un proverbio hindú: “Nada ha cambiado. Solo yo he cambiado. Por lo tanto, todo ha cambiado”.

Si quieres aprender un poco en qué consiste el coaching, te conviene leer:

Prácticas de coaching. De Viviane Launer y Sylviane Cannio. Lid Editorial. 18,90 €. Encárgalo aquí.

Captura de pantalla 2016-05-30 a las 10.34.26

 



+ ¡ Apúntate ! +
A Great Moments

¡Great Moments va a proporcionarte las mejores aventuras para que compartas con tus nietos!
Apúntate a nuestra Newsletter. ¡Es gratis!

+ ¿ Tus amigas son
Abuelas ? +
Apúntalas a Great Moments

Invita a tus amigas a que se apunten gratis a Great Moments. Disfrutarán de buenas ideas para compartir con sus nietos.