Estoy segura de que no soy la única con le mismo problema; por eso me apetecía hablaros sobre este tema. Cada año es lo mismo, cuando tengo a mis nietos unos días conmigo, tiemblo con la idea del momento de acostarles. Los niños siempre pasan épocas que duermen peor, que extrañan su casa y a sus padres, y este problema nos hace pasar, a toda la casa, perro incluido, más de una noche en vela.

Fieles a su costumbre, sus padres me dejan una larga lista de instrucciones para aplicar a la hora de acostarles : hora exacta de meterles en la cama, duración de la siesta, la puerta cerrada o abierta, luz tenue en el pasillo o en algún enchufe… pero siempre hay algún problema, miedo o situación que tuerce este momento tan necesario para mis nietos, tiempo sagrado para mí cómo es nuestro sueño .

Para tratar de solucionar este problema he ido a consultar a un especialista en el sueño de bebés y de niños pequeños. Con la puesta en práctica de sus consejos he conseguido mejorar mucho nuestras noches y por eso quiero compartirlos con vosotras:

– Haz un calendario con columnas para cada día de la semana y haz cuantas filas sean necesarias para las actividades diarias de tus nietos, por ejemplo: Desayunar, Dar un paseo, ir a la compra, comer, dormir la siesta, merendar, ir a montar en bici, cenar y dormir. Así todos los días, de forma que, ellos comprendan que dormir entra dentro de sus actividades diarias y lo vivan y acepten cómo un hábito con total naturalidad. Además cuando sus padres les llamen por teléfono, puedan consultar el calendario y contarles todo lo que han hecho; ¡sus padres estarán súper orgullosos!.

– Si tu nieto está pasando la época en la que tiene miedo a la oscuridad, debes de asegurarte de tener alguna luz tenue que poder encender, en el pasillo, o la del cuarto de baño, además de si los usan sus chupetes, dos cerca de su cuna y su doudou o peluche de dormir. Algo muy infalible es que tengas a mano fotos de su familia y que siempre antes de acostarle le enseñes un álbum con las fotos de sus padres, su perro, su casa…. Les relajará mucho tenerlo también en su mesilla y cerca de su cama para poder verlo ellos siempre que quieran.

– Cada uno tiene sus métodos: contar ovejas, un cuento, una canción de cuna… cualquier actividad relajante realizada en el momento en que se meten en la cama, les ayudará a encontrar la calma y a conciliar más fácilmente el sueño. Una idea que me dio la especialista fue recordar y repasar las actividades y todo lo que habíamos hecho durante el día, lo bien que lo habíamos pasado, o si nos había sucedido algo especial. Seguro que caerán dormidos incluso antes de que hayáis salido del cuarto.

– Por último y muy importante es que mientras están en tu casa, eres tú quién decide, debes de explicarles a sus padres, que tú eres la que ves cómo está tu nieto de cansado y no siempre los horarios de sus padres en tu casa son válidos, pueden quizás irse a dormir más tarde, pero también se despertarán más tarde. En casa de los abuelos, los horarios los decides tú.

Espero que con estos pequeños consejos, consigáis cómo yo, que vuestros nietos duerman bien, y así todos podáis descansar.



+ ¡ Apúntate ! +
A Great Moments

¡Great Moments va a proporcionarte las mejores aventuras para que compartas con tus nietos!
Apúntate a nuestra Newsletter. ¡Es gratis!

+ ¿ Tus amigas son
Abuelas ? +
Apúntalas a Great Moments

Invita a tus amigas a que se apunten gratis a Great Moments. Disfrutarán de buenas ideas para compartir con sus nietos.