Mi amiga Marta, que no es la más abierta del mundo, me confesó hace unos días que su marido Pepe se siente un poco relegado cuando sus nietos invaden su casa. Si se acerca por las inmediaciones de la cocina en el momento de merendar, se da cuenta de que no tiene sitio para sentarse con ellos a tomar el riquísimo bizcocho de zanahoria que ella prepara. También se siente algo perdido cuando su solícita nieta le pide que le haga un peinado de princesa..después de varios intentos estrambóticos por parte de Pepe,  su nieta ya nunca se lo volvió a pedir…Pobre abuelo Pepe; se siente como un pelele. Tras mucho pensarlo, me di cuenta de que a veces, mi marido también puede sentirse desplazado o fuera de onda.

Por eso, Marta y yo hemos decidido restaurar la confianza de los abuelos, y devolverles su papel, como gran Pater Familias que son. Pero la misma solución no vale para las dos; mientras mi marido es muy juguetón, jovial y niñero, Pepe, el marido de Marta es algo más introvertido, serio y recto, de modo que hemos aplicado dos soluciones diferentes que han hecho efecto, atendiendo a la personalidad del abuelo.

Cómo mi marido siempre está gastando bromas, la relación con sus nietos la fomenta mucho a través de juegos algo canallas, que se escapan del control de las abuelas, de modo que abuelo y nieto se unen en una pequeña “ fechoría”, como abuelas seremos cómplices silenciosas del: “que no se entere la abuela…”, aunque en principio esto no nos guste, os aseguro que tiene muy buenos efectos. Si no se os ocurre nada, algunas de estás travesuras realizadas a medias entre abuelo y nieto podrían ser por ejemplo: una lucha de almohadas sobre vuestra cama, que coman chocolate o un helado poniéndose perdidos de manchas, chuches fuera de hora, cuentos nocturnos hasta las tantas, propinas a escondidas.

Generalmente la impunidad de estas acciones será la regla, pero lo mejor de todo, es cuando les pillas in fraganti y puedes regañar al abuelo más que al nieto… Palabra de abuela!

 

Con Pepe, la cosa cambia, lo que hace mi amiga Marta, es prometerles planes de mayores con su abuelo si se portan bien. Sus nietos se sienten merecedores del mejor premio y muy orgullosos cuando lo consiguen, y el abuelo Pepe se siente muy importante, dándole la solemnidad que merece cada momento especial compartido con sus nietos. Los planes pueden ser muy variados: Ir con el abuelo a comprar los periódicos y el pan ( sabrán que seguro les comprará algún capricho como unos cromos), Ir a tomar helado a una terraza, Ir a ver un partido de fútbol con el abuelo, sentarse en el coche en la parte de delante con el abuelo, jugar a las cartas, ver juntos una peli de humor, etc. Siempre serán planes para hacer ¡a solas con el abuelo!. Imaginaos la cantidad de tiempo libre que tendréis para vosotras.

 

 



+ ¡ Apúntate ! +
A Great Moments

¡Great Moments va a proporcionarte las mejores aventuras para que compartas con tus nietos!
Apúntate a nuestra Newsletter. ¡Es gratis!

+ ¿ Tus amigas son
Abuelas ? +
Apúntalas a Great Moments

Invita a tus amigas a que se apunten gratis a Great Moments. Disfrutarán de buenas ideas para compartir con sus nietos.