¿Alguna vez tus nietos te han puesto entre la espada y la pared con preguntas incómodas? ; ¿Abuela de dónde vienen los niños?

 

 

Cada vez pasamos más tiempo con nuestros nietos, y ellos confían mucho en nosotros, se sienten más cómodos y quieren saber nuestra opinión sobre muchas cosas que no se atreven a preguntarle a sus padres. Más si encima tenemos en cuenta que lo que nosotros decimos, es para ellos verdad absoluta, y por eso tenemos que medir mucho nuestras afirmaciones, y sobretodo cuando tratamos con adolescentes. Cuando creemos tenerlo todo bajo control en lo que a diálogo con los nietos se refiere, estamos en un momento relajados con ellos, agradeciendo a la vida que nos haya dado la oportunidad de compartirla con ellos, suele ser cuando, de repente, a modo de bofetada nos hacen la pregunta más incómoda… y nosotros, indefensos, valoramos qué opciones tenemos: despistarles con otra cosa, entrar al grano de la cuestión o salir con evasivas.

 

Las preguntas más incómodas que te sacan los colores, varían según la edad de tus nietos, aquí vamos a tratar de recoger algunas de ellas:

 

Desde que el mundo es mundo los niños nos preguntan: ¿ abuela, de dónde vienen los niños? Esta pregunta surge en cualquier momento inesperado, paseando por el parque, dándoles de comer, etc.. hace que nos replanteemos muchas veces nuestras capacidades a la hora de tomar una decisión: ¿cómo salir airoso del momento “embarazoso”? ¿cómo eludir la pregunta?… cuando ya no nos valen cigüeñas ni viajes a Paris, solemos acabar cambiando rápidamente de tema.

 

Otras preguntas incómodas son aquéllas acerca de los grandes aspectos de la humanidad, que suceden tras acontecimientos cómo la muerte de una mascota ¿abuela, qué pasa cuando alguien se muere? tras la pregunta nuestros nietos nos escuchan atentamente y se graban a fuego nuestras respuestas…gracias al “cielo” que para esto tenemos una respuesta más que satisfactoria.

 

Hay cuestiones muy peliagudas que suceden en los momentos menos acertados, aún recuerdo, en el encuentro artístico del Museo del Prado con mis amigas, cuando mi nieta Olivia se acercó y me dijo a viva voz: “ Abuela me hago C-A-C-A”, por un momento pensé que no había escuchado bien, pero nuestras caras de asombro nos delataban.

 

No sé si, os habrá pasado pero en alguna ocasión, haciendo cola para entrar en el zoo, o en un cine o en cualquier otro evento multitudinario, mis nietos tienden a quedarse mirando a alguien fijamente, yo les insisto que es de mala educación mirar tanto, y ellos me sorprenden con una pregunta que le viene rondando sobre ésa persona en concreto, y además en voz bastante alta: ¿abuela, por qué ese chico lleva pendiente? Es entonces cuando nos sale la mejor respuesta de todas: una media sonrisa.

 

Y por si acaso te quieres preparar bien para la siguiente oleada de preguntas te recomendamos este libro que puedes encargar pinchando aquí:

 



+ ¡ Apúntate ! +
A Great Moments

¡Great Moments va a proporcionarte las mejores aventuras para que compartas con tus nietos!
Apúntate a nuestra Newsletter. ¡Es gratis!

+ ¿ Tus amigas son
Abuelas ? +
Apúntalas a Great Moments

Invita a tus amigas a que se apunten gratis a Great Moments. Disfrutarán de buenas ideas para compartir con sus nietos.