En cuestión de buenos propósitos creo que ha llegado el momento de ser realista y de asumir que lo de prometerse perder inmediatamente los dos kilos (jajajaja) ganados durante los fastos navideños o realizar todos los días algún tipo de actividad física suele durar más bien poco. Tan poco que diría que hasta que llegan las vacaciones de semana santa, mucho más cerca, afortunadamente, de lo que parecen en el calendario,, que también hemos aprendido que cada año va más rápido. Ya lo dicen hasta mis nietos.

Así que este año he decidido que lo mío son los sueños. Y sí, no solo los de todas las semanas cuando me imagino ganadora de la primitiva o del cupón de la once y en efecto me veo en yate todo el año. Son sueños mucho más realizables, que dicen que se cumplen mejor si los escribes, y así lo he hecho, de manera que igual también a ti te sirven.

  • Dedicar como mucho 25 minutos tres veces en semana a andar, pero no en una caminata cualquiera sino la que me dirige a la mejor frutería que conozco, casualmente junto a la casa de mi pequeña Inés, que tiene 14 meses y 7 dientes y una apasionada de cualquier tipo de fruta. Y de mi presencia, para que negarlo. Si compro a última hora, puedo llegar a la suya del baño.
  • Atreverme a decirle a Cristina, mi hija mayor, que normalmente no solo no leo sino que tiro a la basura las instrucciones que me escribe cuando me deja a sus deliciosas criaturas. Aprendí ya desde su más tierna infancia cómo se hace un puré de verduras.
  • Estudiar el catálogo de Zara y H&M antes de proponer a mi nieta mayor, Carlota, ir una tarde de compras. Y sorprenderle con mi descubrimiento de que los botines son más cool que las deportivas (usando por su puesto la palabra cool).
  • Conseguir antes de que acabe el año una foto de familia en condiciones. Con todos sin excepción y donde no falte una sola sonrisa… Para ser realista, creo que tendré que esperar al verano.
  • Aprovechar la Semana Santa para organizar una buena cacería de huevos de Pascua con todos mis nietos. Puede ser en el jardín o en un parque público. Y me prometo “cazar” yo también, incluso si soy yo quien los esconde.

signature-ELVI-BRON

Estos son mis sueños. Es muy posible que tengas alguno parecido. Pero seguro que tienes los propios. ¿Nos los cuentas? Escríbenos a contacto@greatmoments.es

Publicaremos los más originales.



+ ¡ Apúntate ! +
A Great Moments

¡Great Moments va a proporcionarte las mejores aventuras para que compartas con tus nietos!
Apúntate a nuestra Newsletter. ¡Es gratis!

+ ¿ Tus amigas son
Abuelas ? +
Apúntalas a Great Moments

Invita a tus amigas a que se apunten gratis a Great Moments. Disfrutarán de buenas ideas para compartir con sus nietos.