Te lo había dicho tu amiga Laura y no te lo creías. Cuando te ha llegado el turno lo has entendido. Porque te ha cambiado la vida con la aparición de tu pequeño nieto en tu mundo que ya tenías tan bien diseñado. Da igual que sea el primero o que sea uno de tantos. Cada uno es una ilusión que se sublima cuando llegan estas fechas de Navidad en las que desearías, seguro, que fuera un momento que se marcara para siempre en su memoria. 

A quién se le ocurriría eso de “noche de paz”…  Con un bebé en la familia la paz solo llega en ese preciso momento en el que caen rendidos y duermen…, hasta la siguiente toma. Pero es cierto que cuando hay bebés por medio, parece que las familias se estimulan para aparcar un rato esas pequeñas o grandes batallas que cuando se está juntos aparecen sobre la mesa. 

Yo con mi primer nieto intenté que se le grabaran en su recuerdo y en su corazón los pequeños detalles que hacen de la Navidad uno de los más bellos momentos del año. Así que como me tuve que quedar con él, Simón, varios días, le puse la pared del dormitorio en el que dormía llena de estrellas fosforescentes para que le iluminaran siempre.

Procuré tener siempre música de villancicos. Pero no cualquiera, sino con voces infantiles, de manera que se fueran grabando en su cerebro esas canciones que en algún momento él también sería capaz de cantar, bien o mal, qué más da, ¡si una pandereta lo tapa todo!

Mi hijo, que era su padre, era de esos de vaquero y camiseta a perpetuidad, pero yo me empeñé en que por lo menos su hijo se vistiera de gala para las fiestas señaladas, y aunque fui criticada en un principio, después toda la familia le hizo fotos y se ha quedado como costumbre para los nuevos nietos que han ido llegando. Por cierto, no olvides las fotos, que son el mejor recuerdo y que con el paso de los años los nietos son felices viéndolas.

Y si eres forofa de los regalos de Navidad y/o Reyes Magos, piensa que aunque el bebé no sepa pedirlos, tiene derecho a disfrutarlos…, aunque no se entere. Y aunque sea un chupete. Si ellos no se enteran, sus padres sí, y el resto de los niños de la familia, también. Un guiño.

En cuestión de villancicos, ya que hablamos de niños, yo me decidí por los más populares españoles, que eran los que ya me sabía. En cuanto a chupetes, uno de estrellas, para ponerles a tono.

signature-ELVI-BRON



+ ¡ Apúntate ! +
A Great Moments

¡Great Moments va a proporcionarte las mejores aventuras para que compartas con tus nietos!
Apúntate a nuestra Newsletter. ¡Es gratis!

+ ¿ Tus amigas son
Abuelas ? +
Apúntalas a Great Moments

Invita a tus amigas a que se apunten gratis a Great Moments. Disfrutarán de buenas ideas para compartir con sus nietos.