La llegada del verano favorece que estemos de mejor humor, ya que pasar tiempo al aire libre y bajo el sol se asocia a menores niveles de estrés y al aumento de bienestar, un ambiente se torna muy propicio para poner en práctica técnicas que favorecen los pensamientos positivos. Las personas más pesimistas se preguntarán: Pero, ¿se puede pensar en positivo? La respuesta es: si te lo propones, sí. Es más, te hará más feliz a ti y a los que te rodean. Es cuestión de ACTITUD.

¿Cómo lo puedes poner en práctica? Siguiendo estos pequeños consejos.

  1. Vigila tu diálogo interno. A menudo nuestro diálogo interno consiste en reprocharnos todo lo que creemos que hacemos mal, en lugar de felicitarnos por lo que hacemos bien. Pensamientos como “soy un desastre”, “no puedo”, “nunca lo conseguiré” son muy frecuentes y lo peor de todo es que el cerebro se lo cree. Es importante empezar a darnos cuenta de cuándo este diálogo es en términos negativos y, en ese instante, convertirlo en positivo.
  2. Usa un lenguaje positivo. Deja de quejarte por cosas que, en realidad, no tienen importancia. Por el clima, por el tráfico, por el trabajo, sin darnos cuenta de que nuestras palabras son manifestación de nuestros pensamientos. En la medida en que cambiemos nuestros pensamientos negativos en positivos, empezarás a hablar en positivo.
  3. Enfócate en el presente. Cuántas veces nos calentamos la cabeza pensando en cosas futuras que posiblemente nunca ocurrirán. Si te enfocas en el presente, no imaginarás. Simplemente vivirás la situación en el momento y, en caso de que no la puedas controlar, acéptala y analiza qué podrías hacer para mejorarla la próxima vez.
  4. Rodéate de gente positiva. Dice el refrán “dime con quién andas y te diré quién eres”. Huye de la gente tóxica que intenta debilitar tus pensamientos positivos y únete a las personas que te motivan y te ayudan a conseguir tus sueños y tus objetivos.
  5. Disfruta los buenos momentos. Es más fácil mantener una actitud positiva si te focalizas en los buenos momentos de tu vida en lugar de en los malos. Si bien es cierto que la vida está llena de problemas, llenar tu mente con imágenes negativas no los van a solucionar.

Haz del pensamiento positivo un hábito. Requiere su esfuerzo, pero os puedo garantizar que la recompensa bien lo vale. Y, por supuesto, no dejéis de practicar con vuestros nietos. Ellos son un buen ejemplo de cómo pensar en positivo.

Si queréis disfrutar de un buen momento con uno de los personajes más positivos de Walt Disney, Baloo, no dejéis de ver El Libro de la Selva con vuestros nietos.

Consíguela aquí.

libro de la selva



+ ¡ Apúntate ! +
A Great Moments

¡Great Moments va a proporcionarte las mejores aventuras para que compartas con tus nietos!
Apúntate a nuestra Newsletter. ¡Es gratis!

+ ¿ Tus amigas son
Abuelas ? +
Apúntalas a Great Moments

Invita a tus amigas a que se apunten gratis a Great Moments. Disfrutarán de buenas ideas para compartir con sus nietos.