Tus nietos dicen que eres la mejor abuela del mundo. Tus hijos dicen que eres la mejor abuela del mundo (¿te han regalado ya la lámina Great Moments “Los tesoros de mi abuela”?), como antes te decían que eras la mejor madre del mundo. Sí, sí, todo muy bonito…, muy guay, que dicen los nietos. Pero ¿alguien se acuerda de verdad de ti como un ser humano más? En efecto, no naciste con un cartel en la frente con la frase ¡abuela para todo! Ya, ya, a veces lo parece. Y aunque te encante ser soporte físico-emocional-intendente de la familia tu yo también existe… Al margen de que la abuela perfecta no existe, como tampoco el hijo perfecto o el nieto “ídem”…, aunque ummm, eso, eso, no sé qué decirte. Una vez que encajas todo esto y que tus hijos y tus nietos encajan algún que otro ¡no! saliendo de tus labios, es posible que aceptes también los suyos y las dinámicas familiares que, ¿para qué vamos a engañarnos?, no siempre funcionan como la seda. Hemos hablado con la psicóloga Laura Rojas-Marcos, autora entre otros del libro La familia: de relaciones tóxicas a relaciones sanas (Ed. Grijalbo) y nos ha dado 4 grandes ideas para que apliques a tu vida como abuela para convertirte en “súper abuela”.

1-Disfrutar de la vida. Sí, sí, hablamos de la tuya. Porque es fantástico y te llena de orgullo el tener la capacidad de “estar disponible” para hijos y nietos. Pero –dice la doctora Rojas-Marcos- “también es fundamental tener otra vida y por lo tanto hacer más cosas que las que consisten en ser abuela, ¡hay que disfrutar de la vida!” Por otro lado, la doctora nos invita a “respetar los espacios de los hijos”. Y es que a veces ocurre que tanto ponerte a disposición de los demás influye en que tú acabes pidiendo ser omnipresente en la vida ajena. Es inconsciente, pero así es.

2-La diferencia es buena. Es una tendencia más humana que divina esa de tener la tentación de que las cosas se hacen solo de una manera. Pero como explica la doctora Rojas-Marcos, conviene recordar “que si se hacen de forma diferente no siempre tiene que ser algo malo”. A veces los propios nietos son quienes nos explican con un simple acto o con una conversación que podemos actuar de otra manera. Escúchales. Sus charlitas son “educativas”.

3-Huir del “como en casa”… Es muy importante tener la capacidad de “observar la dinámica familiar de tus hijos, con su pareja, con sus hijos, ya que -como dice Laura Rojas-Marcos- muchas veces las abuelas tienden a pensar que en casa de sus hijos se hacen las cosas o se deben hacer las cosas como se hacen o se hacían en su propia casa y eso puede generar tensiones familiares”. Y es que en cada familia, aunque pertenezcan a la tuya, las cosas se hacen de una manera diferente.

4-Recordar que tus nietos tienen padres. Una vez que tus hijos te han dado nietos, ellos son padres. Es bastante obvio. Pero a veces se nos olvida. Son ellos quienes dictan las reglas que los niños deben respetar… Y, en palabras de la doctora, “tú tienes que respetar ¡a los padres de tus nietos!”.

signature-ELVI-BRON



+ ¡ Apúntate ! +
A Great Moments

¡Great Moments va a proporcionarte las mejores aventuras para que compartas con tus nietos!
Apúntate a nuestra Newsletter. ¡Es gratis!

+ ¿ Tus amigas son
Abuelas ? +
Apúntalas a Great Moments

Invita a tus amigas a que se apunten gratis a Great Moments. Disfrutarán de buenas ideas para compartir con sus nietos.